viernes 20 de octubre del 2017
Home  >  Destinos  >  Altiplano, Cultura Maya Viva

El Altiplano guatemalteco es sin duda una de las regiones más visitadas debido a que combina los atractivos naturales, principalmente paisajes montañosos, con las tradiciones de la cultura maya viva.

Esta región comprende los departamentos de Chimaltenango, Sololá, Quiché, Quetzaltenango, Totonicapán, Huehuetenango y San Marcos. La economía de la región depende de la producción artesanal y turística. Gracias a lo variado de su terreno y por ende de sus alturas sobre nivel del mar, el altiplano posee gran variedad de climas que se prestan para el desarrollo de una extensa y variada fauna y flora.

Además de ofrecer un sinnúmero de alternativas para el visitante. Tanto en gastronomía como en tradiciones, el país se luce y esto lo hace tan interesante, cosa que no exceptúa al altiplano.

La cultura indígena más arraigada está aquí rodeada de bosques de pinos y activos volcanes. Esta naturaleza permite la práctica de senderismo, canoping y ecoturismo. La región occidental brinda un despliegue folklórico que une la cosmogonía precolombina con las costumbres de los conquistadores. Es una combinación perfecta de bellezas naturales como el lago de Atitlán y de tradiciones como el mercado de Chichicastenango, famoso por su colorido y extensión.

La representación de tradiciones milenarias y vivencias de los pueblos mayas son reflejadas en cada hábito heredado de la diversidad ancestral histórica de la región, de donde nace el Popol Vuh, libro sagrado de los pueblos mayas. También presenta diversas opciones de encuentro con las comunidades, es el espacio ideal para disfrutar de la diversidad cultural, aprender idiomas, y de las tradiciones, promete a los visitantes una experiencia inigualable.

 

Quetzaltenango, Quetzaltenango

También es conocido como Xelajú, el departamento tiene una extensión territorial de 1,951 kms. cuadrados, su clima es frío en el altiplano y caluroso y húmedo en la boca costa. Se hablan los idiomas español, quiché y mam.

La bella Ciudad de Quetzaltenango está situada en un extenso valle rodeado de cerros y volcanes. Conserva las antiguas tradiciones de su linaje maya-quiché, conjugadas con un pasado colonial y dinámica de la vida moderna. Es considerada en la actualidad, como la segunda ciudad en importancia por su tamaño, actividad industrial, cultural y comercial.

 

Artesanías 

Tejidos: Se elaboran únicamente tejidos de algodón, los cuales son trabajados por las mujeres, quienes producen huipiles, cortes, faldas, manteles, servilletas, bigoteras, centros de mesa y tejidos con motivos navideños. Para elaborarlos se usan dos tipos de telar. El de cintura o de palitos, también llamado mecapal, de origen prehispánico y actualmente el más tradicional. Es utilizado exclusivamente por las mujeres, quienes para trazar los diferentes diseños se valen del sistema “pepenado”, que consiste en ir levantando, por medio de una aguja de hueso o con los dedos, determinado número de hilos de la urdimbre para intercalar hilos de diversos colores hasta formar la figura requerida. El otro telar es el de pie, llamado también de pie o de cárcolas, el cual fue introducido a América por los españoles.


Cerámica: De los 24 municipios que componen el departamento de Quetzaltenango, únicamente en dos se elaboran artesanías de cerámica tradicional y cerámica vidriada. Los objetos de barro de este tipo necesitan de dos cocciones, generalmente utilizan el torno y deben ser quemados en un horno de grandes dimensiones, los cuales consumen mucho combustible, en este caso leña. Se trabaja la cerámica tradicional en los municipios de San Martín Sacatepéquez y Cantel. La cerámica vidriada únicamente en Cantel.


Imaginería: Es el arte de tallar a un tamaño natural, por lo general a personajes de carácter espiritual (santos). Dicha artesanía se trabaja en el municipio de Coatepeque. Además, en Quetzaltenango se elabora cestería, productos con madera, palma y metal, instrumentos musicales, cerería, cuero, pirotécnia, así como jícaras y guacales.

 

Lugares importantes

Teatro Municipal: De imponente fachada es un sitio neoclásico, joya arquitectónica y orgullo del pueblo quetzalteco. Tiene capacidad para 1,050 espectadores y desde 1916, es el escenario en el cual se premia a los ganadores de los Juegos Florales Centroamericanos que se llevan a cabo durante septiembre.

Pasaje Enríquez: Se encuentra ubicado frente al Parque Centroamérica y comunica la 12 con la 13 avenida del centro de la ciudad. En el arco del lado poniente destacan las figuras en “grafito”, los vitrales y la enorme verja que, al igual que la del otro extremo, son las más grandes de la ciudad.

Catedral del Espíritu Santo: Situada al oriente del Parque Centroamérica. El conjunto se integra por dos estructuras: Las ruinas de la fachada de la Parroquia del Espíritu Santo (1535-1898) y al fondo, la Catedral de la Diócesis de Los Altos, cuya construcción se remonta a 1899.

Casa de la Cultura: En este edificio de estilo neoclásico, funcionan la Casa de la Cultura de Quetzaltenango, una biblioteca, un Museo de Arqueología, Historia y Naturaleza. Y la delegación del Instituto Guatemalteco de Turismo –INGUAT-.

Volcanes: En el departamento de Quetzaltenango y a un paso de la cabecera, hay seis volcanes que ofrecen múltiples oportunidades de andinismo. Los paisajes que se admiran desde sus cimas son de una belleza impresionante. Estos son Santa María, Santiaguito, Cerro Quemado, Siete Orejas, Chicabal y Lacandón.

Domos Volcánicos: Sin llegar a ser realmente volcanes, hay una serie de elevaciones muy cercanas a la cabecera, que contienen parajes y miradores muy atractivos. Entre los principales están Cerro Zunil, Zunilito, El Galápago y El Baúl.

Llanuras: Esta región es famosa por las extensas planicies que posee. Frescas, recorridas por ríos, llenas de historia y con parajes muy hermosos. Se cuentan entre las más conocidas la de Los Llanos de Urbina, La Ciénega, El Chirriés, Chiquilajá y La Floresta, en esta última están el Parque Minerva y el Zoológico Municipal.

Baños Termales: Debido a la manifestación volcánica del área, se localizan numerosas fuentes termales en las que se han habilitado baños naturales, cálidos y azufrados. Los más accesibles son los de Almolonga, Cantel y en Zunil las Fuentes Georginas y los baños Aguas Amargas, con servicios especiales para visitantes.

 

Fuentes Georginas, Quetzaltenango

En las Fuentes Georginas puede  ir a conocer los azúfrales, que es  donde nace el agua para las piscinas.  Se ubican a 221 kilómetros de la ciudad de Guatemala. Se puede tomar dos rutas alternas, una es la  vía costa sur buscando el municipio de Zunil. Y la otra es vía tierra fría buscando Quetzaltenango, posteriormente Zunil.

Al llegar a Zunil, encontrara la vía de acceso a las Fuentes Georginas, hay una distancia de 8.5  kilómetros, de carretera asfaltada,  se recomienda tomar sus precauciones ya que la carretera es muy angosta.

Existe  el servicio de restaurante y bar,  en el  cual se puede  degustar variedad de  platillos  de la cocina   nacional e  internacional. Hay  servicio de  hospedaje en 9 bungalows  con baño  privado, dos camas matrimoniales, chimenea,  la luz eléctrica está disponible  de 17:00  a 22:00 hrs.

 

Volcán y Laguna de Chicaba, Quetzaltenango

Ubicada en el volcán del mismo nombre, la Laguna de Chicabal es el principal patrimonio natural de San Martín Sacatepéquez, conocido también como San Martín Chile Verde, uno de los 24 municipios del departamento de Quetzaltenango, en el occidente del país.

El Volcán y la Laguna de Chicabal son considerados desde la Cosmovisión Maya, como uno de los sitios sagrados más importantes, donde anualmente 40 días después de la Semana Santa, cientos de personas visitan la laguna participando en ceremonias para la Rogativa por la Lluvia.

En este lugar se conjuga la espiritualidad Maya Mam con el entorno natural del paisaje montañoso, la laguna y sus alrededores.

 

Salcajá, Quetzaltenango

Se encuentra a 9 Km. de la ciudad. Aquí se encuentra la iglesia de San Jacinto, primera que se edificó en el Reino de Goathemala.  También se produce el “rompopo”, licor elaborado a base de huevos y leche. Salcajá es el principal productor de telas jaspeadas, empleadas por las mujeres en su indumentaria.

Aquí podrá apreciar la Iglesia de la Ermita La Conquistadora, que fue la primera iglesia Católica en Guatemala.


San Andrés Xecul, Totonicapán

Situado a 19 Km. de Totonicapán, es poseedor de un imponente templo parroquial de espectacular fachada, que es representativo del colorido y diseño del huipil local.
La población venera a Maximón, personaje popular de profundo arraigo.

 

San Cristóbal, Totonicapán

Situado a 12 Km. de Totonicapán, posee un templo y convento ricamente ornamentado, con retablos de los siglos XVII y XVIII.

 

San Francisco El Alto, Totonicapán

Se encuentra ubicado a 15 Km. de Totonicapán. Es poseedor de un imponente templo de hermosos retablos e impresionantes murales, del siglo XVI.

El mercado al aire libre es el más grande del altiplano de Guatemala, se lleva a cabo los viernes, ofreciendo un espectáculo multicolor relevante, pues en él se ofrecen además de productos de consumo básico, animales domésticos, como vacas y caballos.

 

Momostenango, Totonicapán

Ubicado a 31 Km. de Totonicapán.  Centro productor de textiles (mantas de lana), famoso por la gran calidad de los ponchos  momostecos, que allí se elaboran. Aún usan el calendario maya de 260 días. Momostenango significa “ciudad de los altares”.

Muy cerca se hallan los famosos riscos de Momostenango, erosiones caprichosas labradas por la erosión. El principal día de mercado es el domingo.

 

Chichicastenango, El quiché

Está localizado a 145 Km. de la ciudad de Guatemala. El significado del nombre es “Lugar de las ortigas”, fue fundada por quichés que huían de la destrucción de Utatlán.  Se asentaron en las cercanías de Chaviar, emporio comercial  cackchiquel.

Es el centro del poblado y de la vida comercial de los “Maxeños” (gentilicio que se le da a los pobladores  de Chichicastenango, derivado de Max, que significa Tomás en lengua Quiché). Los comerciantes bajan los días jueves y domingos, hasta la plaza central para vender sus artículos, en un impresionante mercado indígena, que poco ha variado durante siglos.


Iglesia de Santo Tomás: Construida en 1540 sobre restos arqueológicos de un templo prehispánico, representa un espléndido ejemplo de arquitectura colonial. En las afueras y en su interior se mezclan los ritos indígenas y ladinos. Su escalinata de 18 gradas es de importancia para la práctica de los rituales indígenas, por sacerdotes mayas chuchkajau, que rezan y queman mazorcas de maíz llenas de copal.  Adentro, las familias enteras se arrodillan y rezan ante los altares, cargados de velas, veladoras y ofrendas  de flores, alcohol y en algunos casos comida.


Calvario del Señor Sepultado: Su arquitectura presenta características similares a las de las iglesias del altiplano.  En sus gradas, los adivinos se reúnen para dar consuelo a los “Maxeños”


Cerro Pascual Abaj: También conocido como “Turcaj”. Es una de las tantas elevaciones de Chichicastenango. En este lugar se realizan manifestaciones religiosas de profunda tradición: Ceremonias y ritos ancestrales dedicados a Pascual Abaj (deidad de piedra), en la que se funden el catolicismo español y la religiosidad ancestral maya.

 

Panajachel, Sololá

Su nombre completo es San Francisco Panajachel, es un poblado precolombino de origen Cakchiquel, asentado a un costado del río del mismo nombre y en los márgenes  del lago de Atitlán, fue escenario de la batalla final entre españoles y sus aliados los cakchiqueles contra los Tzujiles y asiento de misioneros franciscanos que fundaron un convento.

Actualmente, el poblado está  situado en  medio de cafetales, jardines  y parcelas  de hortalizas. Es el centro más importante del área, razón por la cual concentra la mayoría de hoteles, restaurantes, discotecas, centro de diversión y comercios. Es ideal para realizar compras artesanales.

Al oeste de Panajachel, en el Valle de San Buenaventura, lugar histórico de la cuenca del lago, se encuentra  una reserva natural de 120 hectáreas y un mariposario. El bosque cuenta con varios caminamientos y un cafetal orgánico.

 

Lago de Atitlán, Sololá

Considerado uno de los más bellos del mundo por el famoso escritor Aldous Huxley. El lago está a 144 kms. de la ciudad de Guatemala y es sin duda el atractivo natural más importante y uno de los más conocidos de Guatemala.

Tres espectaculares volcanes, Tolimán, Atitlán y San Pedro, forman el marco natural del lago. Cuenta con una superficie de 125 Km. cuadrados y está situado a 1,560 metros sobre el nivel del mar.

El lago complementa su belleza con carreteras panorámicas, playas, poblados ribereños, montañas y volcanes. Ofrece excelentes oportunidades para desarrollar la pesca deportiva, velero, cayaks, vuelo libre, esquí acuático y la recreación naturalista, así como visitar a las poblaciones mayas del área.

Varias poblaciones que tienen nombres bíblicos rodean el lago: Santa Catarina Palopó, San Antonio Palopó, San Lucas Tolimán, Santiago Atitlán, San Pedro La Laguna, San Juan La Laguna, San Pablo La Laguna, San Marcos La Laguna, Santa Cruz La Laguna, Panajachel y otros.

 

Balneario Los Aposentos, Chimaltenango

Nacimiento de agua localizado en una barranca que separa a los municipios de Parramos y Chimaltenango, ha sido acondicionado como parque recreativo.

 

Mirador Juan Diéguez Olaverri, Huehuetenango

Situado a uno de los lados de la carretera principal del departamento, desde este mirador se tiene al alcance de la vista un impresionante espectáculo panorámico.

 

Nacimiento del Río San Juan, Huehuetenango

Ubicado en el municipio de Aguacatán, a 24 Km. de Huehuetenango. El asombroso espectáculo de un río que brota de los flancos de la Sierra de los Cuchumatanes, es ahora un balneario muy visitado, con facilidades turísticas.

Los alrededores inmediatos del lugar, ofrecen al mismo tiempo, múltiples oportunidades de recreación.

 

Todos Santos Cuchumatán, Huehuetenango

Comunidad Maya-Mam, situada en la cumbre de la Sierra de los Cuchumatanes, a 45 Km. de Huehuetenango. Destaca el rico colorido del traje de sus habitantes, así como las actividades tradicionales que se realizan durante su feria anual, el 1 de noviembre, en honor a los santos y los difuntos.

Es de mucho colorido y da inicio con una ceremonia en el cementerio, en la cual los ancianos y cofrades conjuran a las almas de los difuntos. El 31 de octubre dan serenata a sus seres queridos ya fallecidos y les ofrendan  alimentos y flores. Esa misma noche los jinetes se preparan para el “Skach Koyl” (carrera salvaje de caballos), bailando y bebiendo aguardiente. La competencia se realiza el 1 de noviembre, los jinetes se tambalean y algunos caen del caballo. La fiesta continúa con música y la Danza de la Conquista. El 2 de noviembre, día de muertos, dicen adiós a sus antepasados.

 

Chiantla, Huehuetenango

Se encuentra a 7 Km. de la ciudad de Huehuetenango. Es un centro de peregrinación, cuyo templo posee una imagen de la Virgen de Candelaria labrada en plata con vestimenta de filigrana, elaborada entre 1560 y 1580.

La iglesia es de principios del siglo XVIII. En la población se encuentran varias fábricas artesanales de objetos de bronce.

 

Sitio Arqueológico Zaculeu, Huehuetenango

Sitio arqueológico de origen Mam, situado a 4 Km. de la cabecera departamental.  Como casi todas las ciudades del post-clásico tardío (1250-1524), es fortificada.
El sitio arqueológico está conformado por una serie de plazas, pirámides escalonadas, templos y patios para juegos de pelota.  Mantuvo estrecha relación comercial con Nebaj y Kaminal Juyú. Sus artesanos labraban figurillas de jade. El sitio posee un pequeño museo, en donde se exhiben piezas de alfarería y osamentas humanas.

¿Cómo llegar?: De la ciudad capital por la carretera CA-1 deberá conducir aproximadamente 266 kilómetros hasta llegar a la cabecera departamental de Huehuetenango. Luego se deberá seguir unos 3 kilómetros de la cabecera hacia el oeste con rumbo a la aldea de Zacaleu donde se encuentra el sitio arqueológico. Se recomienda llevar ropa adecuada, calzado con suela antideslizante, cámara fotográfica, gorra, bloqueador solar. Horario de lunes a domingo de 8:30 a 16:30 horas.

 

Los Cuchumatanes, Huehuetenango

Las cumbres de la Sierra de los Cuchumatanes constituyen uno de los atractivos más relevantes de la región. Es el macizo montañoso más alto de Centroamérica y el ambiente natural de su cima es el típico de los páramos. Algunas de sus mesetas y cerros asociados están por arriba de los 3,600 metros sobre el nivel del mar. Ofrecen vistas panorámicas espectaculares.
Durante el recorrido por esta región podrá encontrar servicios como hoteles, restaurantes, miradores, etc.

 

Huehuetenango, Huehuetenango

Está ubicado a 266 Km. de la ciudad de Guatemala.  El centro de actividades es la plaza central, rodeada por el ayuntamiento, la iglesia colonial y varias edificaciones de estilo neoclásico.  En la plaza central hay un mapa en relieve de casi 30 metros cuadrados.


Tierra de paisajes y altas montañas de impresionante belleza.  El territorio que hoy ocupa este departamento, ha estado habitado desde tiempos inmemorables por grupos indígenas diversos.


Tejidos: De lana y algodón, los cuales son fabricados por los artesanos de casi la mayor parte de los municipios del departamento.  Para ellos los tejedores utilizan lana de oveja que ellos mismos crían y el hilo de algodón.

Entre los municipios que fabrican tejidos de algodón tenemos: Tectitán, Santa Ana Huista, Jacaltenango, San Idefolso Ixtahuacán, San Pedro Necta, Santiago Chimaltenango, San Rafael Petzal, San Juan Atitán, San Sebastián Huehuetenango, San Gaspar Ixchil, Santa Bárbara, Huehuetenango, Todos Santos Cuchumatán, Chiantla, San Mateo Ixtatán y Santa Cruz Barillas.

Se fabrican tejidos de lana de oveja en los siguientes municipios: San Mateo Ixtatán, San Sebastián Coatán, San Miguel Acatán, San Rafael La Independencia, Todos Santos Cuchumatán, San Idelfonso Ixtahuacán, San Sebastián Huehuetenango, Tectitán y Santa Bárbara.

Cerámica vidriada: Los objetos de barro de este tipo necesitan dos cocciones, se utiliza el torno en su elaboración y son quemados en horno de grandes dimensiones.  La quema es un proceso que utiliza mucho combustible y tiempo. Se elaboran ollas, batidores, jarros y comales.
Entre los municipios que se dedican al arte de elaborar cerámica están: Tectitán, Cuilco, San Gaspar Ixchil, San Rafael Perzal, San Miguel Acatán, San Mateo Ixtatán, San Rafael la Independencia, Soloma, Santa Cruz Barillas, Santa Bárbara, Malacancito, Huehuetenango y Concepción.

Jarcia: Son los productos artesanales elaborados con la fibra del maguey, la cual se raspa con un machete de poco filo  para obtener la pita que será utilizada para fabricar bolsas, morrales redes y gamarrones.  Se trabaja en los municipios de San Mateo Ixtatán, Santa Ana Huista, Jacaltenango, Cuilco Tectitán y Santa Bárbara.

Productos metálicos: Entre los productos metálicos tenemos: hierro, cobre, plata, oro y hojalata. El hierro fue traído por los españoles durante la conquista.  Se ha transmitido por generaciones familiares hasta la época actual, los herreros elaboran principalmente faroles, balcones, aldabones y lámparas.  El hierro se trabaja en los municipios de Santa Cruz Barillas, San Miguel Acatán y San Pedro Necta.

En el caso del cobre, no se sabe exactamente sobre el origen de esta artesanía en Guatemala. El arqueólogo Silvanus Morley hace referencia a las piezas de cobre encontradas en Chichen Itzá, procedentes de Colombia, Panamá, Honduras y Guatemala, pero insisten que las piezas con el cobre más puras son las de este país y Chiapas.  Se trabaja la artesanía de cobre en los municipios de Concepción y Chiantla.

Cerería: Desde la época prehispánica, los mayas ya conocían y explotaban la abeja silvestre obteniendo de ellas miel.  Cuando los españoles llegaron, enseñaron la elaboración de candelas de cera, para alumbrar a los santos en los templos religiosos, así como en las casas.

Esta artesanía cobró gran importancia, al grado que se formó el gremio de los cereros, según consta en las ordenanzas del Ayuntamiento de Guatemala del 30 de enero de 1559.  Desde entonces, el uso de las velas es tradicional en todos los ritos.

Se trabaja la artesanía de cera en los municipios de Nentón, San Sebastián, Coatán, San Rafael La Independencia, La Libertad,  San Juan Atitán y Aguacatán. De los 31 municipios que forman el departamento de Huehuetenango, se trabaja la cerería en 25 de ellos.

 

Laguna de Yolnajab, Huehuetenango

La laguna de Yolnajab también es conocida como Laguna Brava. Es una inmensa y preciosa laguna de aproximadamente 4 km. cuadrados de aguas tibias y turquesas en medio de cultivos y de bosque húmedo subtropical. La falta de acceso por carretera permite preservar este entorno todavía bastante privilegiado y muy poco conocido por el turismo. El clima es tibio y húmedo.

La caminata para llegar requiere cierto espíritu aventurero, pues son casi 6 horas para llegar y regresar. Es factible alquilar caballos si no desea caminar. Se recomienda llevar ropa cómoda, zapatos adaptados para caminar en caminos fácilmente muy lodosos (zapatos con cordones, suela labrada, leve tacón, y que sostengan el tobillo o botas de hule), ropa impermeable, repelente, comida (no hay ningún servicio en la laguna), traje de baño, toalla.

Es mejor si se va acompañado por un guía de turismo comunitario capacitado por el   INGUAT, de la Posada Chaculá.

 

Hoyo Cimarrón, Huehuetenango

El Hoyo Cimarrón es una curiosidad de la naturaleza.  En medio de una topografía kárstica, se encuentra un hoyo cilíndrico de aproximadamente 170 Mts. de diámetro y 150 Mts. de profundidad, que probablemente fue una cueva inmensa cuyo techo colapsó. En el fondo, creció un bosque que abriga aves y pequeños animales. Unos pocos equipos bien preparados y entrenados han bajado en sus entrañas. Contacto Posada Finca Chaculá.

 

Pinturas Rupestres, Huehuetenango

A unos 30-40  Km. en carro  la posada más cercana, se inicia la caminata en medio de un ecosistema conocido como “chaparral espinoso”, único en Huehuetenango. Después de media hora a pie en los matorrales, se descubren las pinturas en un paredón en alto, testigos de los primeros seres humanos que poblaron esta región hace miles de años. Contacto Posada Finca Chaculá.

 

Cueva Quen Santo, Huehuetenango

La cueva, cuyo nombre significa en chuj “santo de piedra”, tiene unos 100 metros de profundidad. Cerca de allí, se encontraba la antigua ciudad maya de Quen Santo y todavía hoy es un lugar sagrado. Para llegar allí se camina más de 3 horas, pero se puede ir en automóvil. Contacto Posada Finca Chaculá

 

Río Lagartero, Huehuetenango

Las aguas turquesas del caudaloso Río Lagartero surgen repentinamente entre los sabinos, ingresan 10 Km. más abajo a territorio mexicano antes de regresar a Guatemala. Es un espectáculo refrescante y un buen lugar para descansar. Contacto Posada Finca Chaculá

 

Los Cenotes, Huehuetenango

Totalmente escondidos en el chaparral espinoso, dos cenotes de aguas azules intensas, totalmente transparente el primero, azul marino el segundo, son una experiencia inolvidable de la naturaleza original de esta región.

Para llegar encontrará asfalto los primeros 35 km. y luego 18 km. de terracería en mal estado (doble tracción necesaria). Los dos se pueden apreciar fácilmente desde el camino; sin embargo, el acceso al agua es factible pero difícil. Contacto Posada Finca Chaculá.

 

Finca Chaculá, Huehuetenango

En una caminata guiada y fácil por la finca Chaculá, podrán apreciar restos arqueológicos y bosques del área protegida. Debe llevarse ropa cómoda e impermeable, buenos zapatos para caminar, crema solar, sombrero, agua y repelente.

Otra caminata dentro de la finca, por una vereda no tan fácil, los llevara a una catarata de 25 Mts.  de altura. Aunque la poza no es muy profunda, es posible refrescarse.
Músicos de Chaculá interpretan con diferentes instrumentos de cuerda, canciones y músicas propias de la región, en idiomas español y poptí. Su repertorio incluye también, canciones de origen mexicano (baladas, rancheras, norteñas).

Señoras de cultura “mam”, una de las etnias representadas en la comunidad de Chaculá, les enseñará los rudimentos del arte milenario del tejido sobre taller de cintura, como colocar los hilos, trabajar el tejido y los cruces de hilos para dar variedad de colores.

Una actividad para adultos y niños teniendo la oportunidad de ordeñar a unas de las vacas e incluso beberse un vaso de leche al pié de la vaca.

 

Sitio Arqueológico Gumarcaj, El Quiché

Se le conoce también como Utatlán, fue la última capital de los Maya-K´iche´, fundada por el gobernante Gucumatz, Rey Quiché alrededor del año 1400. Este sitio arqueológico corresponde a la época del Post-clásico Tardío. Los legendarios caudillos fundadores fueron Balam Quitze, Balam Akab, Majucotaj e Iqui Balam.

Es mencionada en el Libro Popol Vuh, como una poderosa e impresionante ciudad, de sus construcciones queda muy poco ya que fue destruida sistemáticamente desde que Don Pedro de Alvarado la incendiaria en 1524. El arrasamiento y quema de la ciudad, más el deterioro causado por la mano del hombre y las inclemencias del tiempo, apenas si dejaron huella superficial de los edificios.

La investigación arqueológica ha demostrado que los edificios fueron levantados con piedra y mortero de lodo, revestidos con capas de estuco blanco, pintados de vivos colores y adornados con murales.
Actualmente se realizan ceremonias Mayas, por lo que se recomienda no tomar fotografías durante su realización.


¿Cómo llegar?

Está a una distancia de 3 Km. de la cabecera departamental del Quiché y a 167 de km. de la ciudad capital. Llevar ropa adecuada, zapatos con suela antideslizante, cámara fotográfica, gorra y repelente. Horario de lunes a domingo de 8:30 a 16:30 horas.

 

Sitio Arqueológico Iximché, Chimaltenango

Fue una de las ciudades-fortalezas más importantes del periodo Post-clásico en el altiplano guatemalteco, junto con los sitios arqueológicos como Gumarkaa´j en El Quiché, y Mixco Viejo en Chimaltenango. Iximche, que en Kaqchikel significa, árbol de maíz, fue la última capital de los maya-kaqchikeles y en 1524 se convirtió en la primera capital de los conquistadores españoles en Guatemala. Está localizada en el municipio de Tecpán, fue escenario de grandes acontecimientos, entre los cuales se puede mencionar su separación del grupo Quiché, fundación como capital del reino y dominio sobre su región.

En la última parte de su historia, después de haber sido aliados de los españoles, sufrió su destrucción e incendio por parte de estos; sucesos que le otorgan un gran valor histórico-cultural y lo posicionan como un sitio digno de ser visitado.

El patrón de distribución de los edificios muestra similitud con otras ciudades mayas localizadas en las Tierras Bajas de Petén tal como la orientación y posición de sus principales edificaciones en plazas públicas, ceremoniales y privadas, palacios, edificios administrativos y Juegos de Pelota. Todos los conjuntos arquitectónicos están ubicados sobre superficies niveladas artificialmente y con un claro trazo urbano. En la actualidad, es un sitio de importancia para la cosmovisión maya en donde es posible apreciar numerosas ceremonias dirigidas por sacerdotes de diferentes grupos étnicos que acuden a realizarlas a lo largo de todo el año.

Tomando en cuenta esto se puede indicar que Iximche ejemplifica el Encuentro de dos culturas, maya y Española. Para garantizar su conservación presenta una categoría de manejo como Parque Arqueológico con una extensión de 50 hectáreas. Se encuentra protegido desde 1964 por el Instituto de Antropología e Historia de Guatemala de la Dirección General del Patrimonio Cultural y Natural.

¿Cómo llegar?

Iximche se encuentra a 91 km. de la Ciudad Capital (1 hora), en el departamento de Chimaltenango, se llega a través de la carretera interamericana CA-1 que conduce al occidente del país. En el Km. 88 se cruza a la izquierda en Tecpán, desde donde se puede llegar al sitio arqueológico localizado a apenas 3 Km. por un camino asfaltado. Horario de lunes a domingo de 8:30 a 16:30 horas.

 

Tecpán, Chimaltenango

Ubicado sobre un altiplano de la Sierra Madre, se caracteriza por terrenos quebrados, profundos barrancos, valles hermosos y extensas planicies. Es atravesado por la carretera Panamericana. Su clima es templado, representa un sitio muy importante para de la historia del país,  por haber sido escenario de la conquista y colonia española,  Tecpán  quiere decir Casa Real o Mansión de Dioses, y actualmente es considerado como una de las ciudades más importantes dentro del Departamento de Chimaltenango.

Cuenta con infraestructura de servicios de  calidad y se ubica dentro de  la región conocida como Altiplano, Cultura Maya Viva.

Tejidos: Se elaboran de algodón y constituyen el vestuario  de las mujeres. Se fabrican en los municipios de Santa Apolonia, San José Poaquil,  Jilotepeque, Tecpán Guatemala, Comalapa, Santa Cruz Balanya, Chimaltenango, Patzún, Patzicía, Zaragoza, El Tejar, Acatenango, San Andrés Itzapa, Parramos y Yepocapa.

Cestería: El tejido comprende de fibras duras, semiduras y largas como el mimbre, vara y carrizos para producir cuerdas, esteras, canastas y variedad de recipientes.   Se elaboran productos de cestería en los municipios de San José Poaquil, San Martín Jilotepeque, Patzún, Patzicía, Santa Cruz Balanza, Chimaltenango, El Tejar, Acatenango, Parramos, y Yepocapa.

Jarcia: Desde tiempos muy antiguos, el hombre se vio en la necesidad de transportar sus productos de un lugar a otro sobre el lomo de mulas y caballos, para lo cual se valía de redes, bolsa árganas (que consisten en dos bolsas  entretejidas una con la otra). En algunos lugares de oriente se conocen con el nombre de alforjas o arganías. Se elaboran hamacas para descansar, redes para llevar carga.  Se fabrican productos de jarcia en los municipios de San José Poaquil, San Martín Jilotepeque, Santa Cruz Balanza, Patzicía, Zaragoza, Acatenango y Parramos.

Productos Metálicos: En el rubro del hierro se producen balcones, faroles, tocadores, aldabones y lámparas, las cuales se han transmitido por generaciones familiares hasta época actual.  Se trabaja dicha artesanía en los municipios de San Martín Jilotepeque, Comalapa, Tecpán Guatemala, Patzún, Patzicía, Pochuta, Parramos y Yepocapa. Se producen artesanías de oro de diversas clases tales como pulseras, cadenas, anillos y dijes.  Se elaboran únicamente en el municipio de Comalapa.  La artesanía de la plata se ha centralizado en el área de las Verapaces y algunos municipios del Quiché.  Con la plata se producen aretes, cadenas, dijes, y pulseras.  Se elaboran en los municipios de Comalapa y Tecpán Guatemala.

Cuero: Las técnicas empleadas en el trabajo y decoración de los cueros son:

Repujado: Arte de labrar el cuero por martilleo, para obtener figuras en relieve en una de sus caras.

Pirograbado: Arte de decorar el cuero por medio de una punta metálica incandescente.

Incrustación: Con esta técnica se forman dibujos en superficies duras y lisas.

Cuero: Entre los objetos que se elaboran del cuero podemos mencionar, bolsas de cuero, portanavajas, fundas para armas de fuego, respaldos para automóvil y arganías.  Se elaboran en los municipios de San Martín Jilotepeque, Comalapa, Tecpán Guatemala, Chimaltenango, Patzicía y  San Andrés Itzapa.

Pirotécnia: Utiliza como materia prima la pólvora, de la cual elaboran paquetes de cohetillos, ametralladoras de uno y más metros de largo, que llevan al final una pequeña bomba la cual al explotar producen un gran estruendo.  También se fabrican cachinflines, escupidores y buscaniguas.  Esta artesanía es utilizada en las fiestas familiares.  En las fiestas cívicas y religiosas se usan bombas voladoras, cohetes de vara, toritos y castillos.  En estas fiestas, por ser de comunidad, participa toda la gente. Se hace artesanía con pólvora en los municipios de San Martín Jilotepeque, Tecpán Guatemala, Comalapa, Chimaltenango y Patzicía.

Tejidos: Los tejidos en algodón, se elaboran en casi todo el departamento.  En San José Poaquil se producen los de lana como huipiles, manteles, cortes y otros estilos destinados al consumo general y del turismo.

Cerámica: Es famosa las cerámica de Santa Apolonia (de corte Prehispánico), de San José Poaquil, Santa Cruz Balanya y Chimaltenango, en donde también se produce cerámica vidriada.

Instrumentos Musicales: En cuanto a instrumentos musicales de madera (guitarras) se producen en el Tejar, Comalapa, Tecpán Guatemala y San Martín Jilotepeque.

Mueblería: La mueblería se fabrica en todos los municipios contiguos a la carretera Panamericana.

Cerería: La cerería está difundida en todo el departamento.  Los productos de las curtiembres y el cuero se elaboran en los municipios de Chimaltenango, San Andrés Itzapa, Patzicía, Comalapa, San Martín Jilotepeque y Tecpán Guatemala.

 

Santa Cruz del Quiché, El Quiché

Es actualmente la cabecera del departamento, tiene una altura de 2.021 metros sobre el nivel del mar y su población es de 35,098 habitantes. Entre sus atractivos turísticos se encuentra la catedral que data de 1,768, la torre de granito erigida en 1,895, frente al parque La Unión, su plaza y el mercado, así como el sitio arqueológico de Gumarcaaj.
Entre las danzas folklóricas que se presentan en este municipio se puede mencionar la danza de "La Conquista", "El Torito" y "La Culebra". Además del idioma español, en este municipio se habla Quiché.

Tejidos de algodón: Se elaboran en dos tipos de telar: el de cintura o de palitos, llamado también mecapal, es utilizado exclusivamente por mujeres; y el de pie llamado también de pedal.
Para tejer los cortes se utilizan dos sistemas, el jaspe y la morga, que le dan los diferentes diseños a los mismos. Los tejidos constituyen el vestuario de todo el grupo indígena de la región.
Se confeccionan tejidos de algodón en los municipios de Chajul, Nebaj, San Juan Cotzal, Cunén, San Miguel Uspantán, Sacapulas, San Bartolomé Jocotenango, San Andrés Ilotenango, Chinique, Zacualpa, Patzité, Chiché, Joyabaj y Santo Tomás Chichicastenango.

Tejidos de lana: Utilizan la lana de oveja, las cuales son criadas en la región, y de ella se elaboran ponchos, morrales y ropa. Se trabajan en el municipio de San Pedro Jocopilas.

Cerámica tradicional: Utilizan para la elaboración de la cerámica, el barro de la región. En los talleres se trabajan con torno de pie y en algunos casos existen hornos de leña. El resto de la producción de cerámica se elabora en la forma tradicional manual con quema al aire libre. Trabajan esta artesanía en Cunén, San Miguel Uspantán, Sacapulas, San Antonio Ilotenango, Santa Cruz del Quiché, Zacualpa y Joyabaj.

Orfebrería: Utilizan el oro y la plata para la elaboración de artesanía, tales como pulseras, cadenas y esclavas. El oro es trabajado en el municipio de Sacapulas y la plata en los municipios de San Antonio Ilotenango, Sacapulas, Santa Cruz del Quiché y Santo Tomás Chichicastenango.

Pirotécnia: La artesanía de la pólvora fue exclusiva de los españoles y criollos en la época de la colonia. A partir de 1794, los indígenas pudieron producir artefactos pirotécnicos. Los talleres de cohetería son de carácter familiar. Se producen paquetes de cohetes, ametralladoras y bombas voladoras en los municipios de Chajul, Nebaj, San Juan Cotzal, Cunén, San Miguel Uspantán, Sacapulas, San Andrés Sajcabajá, Chinique, Joyabaj y Santo Tomás Chichicastenango.

 

Zunil, Quetzaltenango

Localizado a 9 Km. de Xelajú, situada a orillas del río Samalá, con sus casas de adobe y techos de teja rota, cuyo tamaño contrasta con las montañas que lo circundan y el volcán Santa María.
Sus habitantes llevan trajes sumamente atractivos elaborados con técnicas prehispánicas, con colores muy vivos y con diseños que representan objetos de su entorno. En la plaza central está la iglesia colonial, famosa por el labrado de su fachada y la cruz de plata de altar.
Ésta es una de las pocas poblaciones donde Maximón o San Simón, representado por una figura con cara de muñeco, es venerado con Ceremonias. Su día de mercado es el domingo y su feria titular es el 25 de noviembre.

 

Totonicapán, Totonicapán

Departamento que se localiza a 207 Km. de la ciudad  de Guatemala. Es uno de los departamentos más altos del país y  por ende, uno de los más fríos. Es considerado uno de los centros turísticos más atractivos del país porque sus poblados conservan hermosas construcciones religiosas y civiles aunado a que sus habitantes realizan tradicionales y ancestrales ritos religiosos y la producción de arte y artesanía ocupan un lugar privilegiado en la economía  doméstica de sus habitantes.

En las afueras de la población está el tanque de los Dragones, fuente y lavadero del siglo XIX, que sigue siendo utilizado en la actualidad.
Existe gran cantidad de talleres artesanales que elaboran una amplia gama de objetos  artísticos y utilitarios, entre los que destacan: La cerámica vidriada y pintada, los tejidos elaborados en telar de pie, figuritas  navideñas de cera, las cajitas y juguetes de madera, muebles, artículos de cuero y hojalata; para cuya fabricación se utilizan técnicas e instrumentos  heredados de sus antepasados mayas y españoles.

 

Balneario Chocoyá, El Quiché

Se encuentra a 4 Kms. de Santo Tomás Chichicastenango y recibe este nombre por situarse a orillas del arroyo Chocoyá.  Sus aguas son heladas y el paraje apacible y placentero.

Buscar

Directorio